photo Filosofa del Video Social 20_zpsbiefbgy3.jpg

                                                           A mi estimado amigo Santi Veiga, videógrafo y hacedor de metáforas

La sociedad donde nos relacionamos y ejercemos el oficio está sujeta a constantes transformaciones, por lo que obedecer a leyes rígidas en el momento de componer no constituye, quizá, la mejor elección. En este contexto, imagino al videógrafo “social” como un ente creador desplazándose entre el arte y la razón, entre la ilusión y la verdad. La diversidad y la acción caracterizan su obra, una obra derivada de corrientes que trabajan de manera sincrónica y anárquica, un producto que se nutre y enriquece durante el proceso de comunicación social.

En la actualidad el lenguaje audiovisual está consolidado, aunque no por ello el producto audiovisual deja de constituir un fenómeno complejo. Los videógrafos, como voces y ojos de nuestro tiempo, buscamos e inventamos constantemente mediadores para dar sentido a la obra: planos, ritmo, ángulos, continuidad, recursos estilísticos, etc.; y del mismo modo que nunca identificamos palabras sino sustancias de contenido (Voloshinov), concebimos el “punto de vista” como una “totalidad cargada de sentido”.

Si bien es cierto que un exhaustivo análisis del producto audiovisual podría revelar la existencia de distintos aspectos, como el morfológico, el semántico o el sintáctico, entre otros, personalmente tiendo a percibir nuestras realizaciones como genuinas metáforas, lo que complica cualquier posibilidad de parcelación o deconstrucción; estoy refiriéndome a la dificultad de deshacer analíticamente una estructura conceptual. La metáfora constituye el cuerpo principal de todas las lenguas, incluida la audiovisual.

En el primer párrafo de esta nota, me referí al videógrafo como “un ente creador desplazándose entre el arte y la razón, entre la ilusión y la verdad”; lo he escrito porque algunos realizadores sospechamos que nuestra obra es capaz de “eternizar” inacabados tatuajes: un amor, una infancia, una etapa… Tal vez por esto, en ocasiones, sintamos una racha de arte en la piel. Sábato pensaba que una de las raíces metafísicas de la obra de arte es la necesidad que el hombre tiene de eternizar, que el arte nace de la necesidad de expresar y comunicar; pero expresar y comunicar la eternidad es imposible, por lo que el arte sería “una añoranza de la eternidad”.

 

Ariel García
Realizador Audiovisual

Filosofía del Video Social / Proyecto de Ariel García

Ariel García

Crea tu insignia

ArielArticulosVideografosAriel Garcia Videografo,Edicion video,Santi Veiga,video editing,Videografo                                                           A mi estimado amigo Santi Veiga, videógrafo y hacedor de metáforas La sociedad donde nos relacionamos y ejercemos el oficio está sujeta a constantes transformaciones, por lo que obedecer a leyes rígidas en el momento de componer no constituye, quizá, la mejor elección. En este contexto, imagino al videógrafo...El Blog de los Fotografos y los Videografos