Cada vez son más las mujeres fotógrafas que se expresan libremente a través de la fotografía, sin miedo a lo que piensen los demás, y eso al final es un paso muy positivo para todas las mujeres y la fotografía.

Estamos muy contentos de compartir esta entrevista con Lucía Sarasqueta, fotógrafa y autora de Red Moon by Lucy, quien tiene una perspectiva única de la narración visual. Trabaja en fotografía desde el año 2007 se dedica a hacer retratos, trabajo documental en Buenos Aires Argentina y recientemente publicó un libro de imágenes de crianza-“Mirarte” el primer libro de fotografías de Lucía Sarasqueta, que reúne su trabajo más íntimo acompañado de poemas de Magui Botello. 

English translation of this interview coming soon!

Vero PhotoArt
Photo Credit: Vero PhotoArt

 

“Si no fuera fotògrafa sería directora de arte o viviría en el campo o tal vez viajando, es que quiero vivir muchas vidas. y creo que lo hago. Hay siempre algo de nostalgia en mis fotos. Por que se relacionan con el tiempo. y el amor.  No son hoy. Ni para hoy. Son para mañana. Son para mirarlas eternas y con lágrimas.  con gratitud a lo que pasó. – Lucia”

Cuéntanos acerca de Lucy. Tu historia.  Mi nombre es Lucía. Cuando era niña soñaba con viajar  por el mundo, escribir y estar siempre en contacto con la naturaleza. Hija de padres separados, clase media, a veces media alta Argentina. Criada como hija única, siempre ame leer, escribir, ver y la naturaleza. Estudié un año Antropología en la UBA para luego pasarme a Fotografía y encontrar un amor muy profundo por las artes, la documentación  y la fotografía en general.

¿Cuándo te interesaste por la fotografía como modo de expresión? Encontré que era un modo de expresión  con la maternidad. Cuando me sentí tan sola y desbordada que la escritura no me alcanzaba, sentía que el cuerpo debía estar gritando con mi alma, entonces empecé el camino de contar mis historias, de ver mi mundo y hacer autorretratos. Entendí, que antes que mirar a otro, se alcanza la profundidad mirándose a uno.

 ¿Cómo describirías tu estilo o género de fotografía? Creo q mi estilo está entre lo documental y el retrato.

 ¿Tuviste alguna educación formal en fotografía o eres autodidacta? Si estudie en la Escuela Creativa de Fotografía de Andy Golstein. Estudie con Javier Ortiz y actualmente estoy cursando un taller con Marcos Zimmerman. Leo, investigo y practico mucho sola.

Habla un poco sobre como es la escena de fotografía en Argentina hoy en día.  El escenario en Argentina en este momento es  muy interesante. Hay fotografos como Ana Harf, Hum Ana, el grupo Documentamos, F. O.D.A, Daiana Aquije, el colectivo Mafia, es un momento en el que no puedo evitar sentirme identificada y atraída por los trabajos de mujeres en su gran mayoría, con una perspectiva feminista y transformadora.

Creo que hay un cambio de paradigma muy grande en lo científico, social, económico. Estamos en el cierre de una etapa y todavía es muy difuso ese cambio, pero está y duele, como muchos cambios, hay que llorar las heridas anteriores, rescatar lo bueno y transformar lo negativo. Creo que la fotografía, esta pudiendo ver esa visagra. Se esta reflejando también en nuestro mundo, estamos pudiendo ser espejos activos de ese cambio… y para que es la fotografía sino para ver, mostrar y tal vez hasta transformar – aunque suene ambicioso, pero somos soñadores.

Aveces, lo único que me da un poco de pena con el tema de los workshops y hasta en algunos talleres, es como después quedan todos copiando estilos. Aunque ahora que lo pienso, puede ser parte de este nuevo paradigma donde lo colectivo prima a lo individual, pero bueno, no se si tomar el camino fácil de copiar la técnica de otros, sea el que genere grandes crecimientos. Por el contrario, termina banalizando o generando aburrimiento en trabajos muy interesantes, que terminan en la redundancia. Desde ya que sentirse influenciado o inspirado, no es a lo que me refiero.

Como una mujer fotógrafa en Argentina, ¿te enfrentas a muchos desafíos que dificultan alcanzar tus sueños y metas? La realidad es que solo encontré dificultades por ser mujer al ser mama.  Especialmente cuando son bebés y un cierto castigo por querer estar presente, por ser freelance.  Si mi hija se enfermaba, yo dejaba de trabajar un mes y la cuota alimenticia era la misma… como mamá me sentí muy vulnerable, tuve la suerte de contar con mi familia de origen pero así y todo fueron tiempos duros.  Comprendí que no tenía los mismos privilegios que los hombres cada vez que salía de casa sin mi hija. Tenía costo económico y si me quedaba, no comía o tenia que pedir a familiares –gracias a que yo tenía esa posibilidad que no todas tienen, osea que ya dentro de lo que pasaba yo era una privilegiada .

Solo una vez no me tomaron por ser mujer. Quería ir de ayudante de un fotógrafo de moda, y me dijo que no por que había que hacer fuerza… esa fue la única vez en mi vida que no me contrataron por ser mujer. Por cómo era la moda en aquel momento, pienso, menos mal, que ni me acerque a ese mundo… hoy si podría entrar ya que dentro de este nuevo paradigma me siento mucho más cómoda con esta búsqueda de derribar estereotipos de belleza y dejar de lado la cosificación de la mujer.
¿Qué te fascina de la fotografía, qué te motiva? Lo que me fascina de la fotografía es el misterio. Es contar técnicamente con ese factor  que no podemos controlar pero que a la vez contamos con el. Sin ese factor, no hay magia, entonces, tenemos cosas estáticas sin emoción, sin poesía. El tiempo, la filosofía, las grandes preguntas. La vida, la muerte, lo perecedero, lo que se escapa, el instante preciso, la vida, la infancia, los sueños, los amores, la juventud, las injusticias, el sistema, porque vivimos como vivimos y no de otra manera, por qué fotografiamos lo que fotografiamos y no otras cosas. Las preguntas, los cuestionamientos. Donde hay una pregunta, hay un click.

En definitiva lo que me más me fascina de la fotografía es que es un medio de comunicación y expresión que puede ser un gran disparador a pensar y a la vez, a recordar. Habla del presente y del pasado, por lo tanto del futuro también. Es el medio de comunicación más temporal que existe, siempre esta hablando del tiempo.

¿Hay alguna mujer fotógrafa o algún estilo de fotografía que haya influido en tu trabajo o te haya inspirado? Creo que esta pregunta un poco la respondo en la pregunta sobre el escenario actual, pero agregaria a: Inspirada por los clásicos de la fotografía—desde Bresson, Avedon, Arbus, Francesca Woodman, Sally Mann, Sara Fazio, Adriana Lestido, Alain Laboile y Theo Gosselin fueron una gran influencia para mi. Cuando vi sus trabajos sentí sus fotos, las conocía y me apasionaban, quería estar ahí…

Otra gran inspiración es mi propia infancia. Cada vez que vuelvo a ella vuelvo a mi visión del mundo. La observación y los niños me recuerdan y enseñan constantemente. También me hacen cuestionarme y querer ser mejor y querer dar mejor, desde lo técnico y creativo, aprendí mucho trabajando con ellos.

Siendo Argentina ¿Has tenido la oportunidad de viajar a otros países para tus trabajos? Si es así, ¿qué diferencias culturales llamaron tu atención? ¿Qué tan importante es viajar para ti como fotógrafa?  Durante mi infancia viaje mucho al interior de país. En mi juventud conocí Bolivia, Perú, Brasil,  Amazonas, Uruguay. Viví tres años en Centroamérica, conocí Cuba, México, Haití, Dominicana, Costa Rica y Panama. Obviamente me quedé con ganas de más. Viajar es maravilloso y me hizo crecer un montón. En algún punto era más natural que cuando tuve que aprender a estar en mi casa, en mi departamento de pueblito suburbano. Ese aprendizaje fue muy grande, viajar es ver las maneras de otros y es muy importante hacerlo como es tan importante encontrar la manera de uno. Son las zonas de confort las que achatan… ya tendré que salir de esta y volver a viajar. Viajar física y mentalmente es grandeza y abundancia. Y a veces, entender que el viaje está en casa. Viajar, nos hace saber que lo que hacemos se puede hacer de otra forma, nos da apertura para cuestionar nuestra propia forma de vida y respetar distintas visiones.

 ¿Qué hace un buen retrato? ¿Puedes describir lo que estás buscando en tu composición? En los trabajos que admiro, la honestidad. El que cuenten una historia. En los míos, creo que estoy muy concentrada en la nostalgia y la poesía.

 ¿Cuál es el desafío más difícil al tomar fotografías? Atravesar las propias contradicciones. Arriesgarse, organizar el tiempo. Particularmente en este momento parar el trabajo personal y profundo del trabajo comercial y de redes sociales.

¿Tienes un flujo de trabajo especial cuando inicias un proyecto? Cual es tu proceso creativo?   Mi proceso creativo es bastante caótico y está muy relacionado con que, es mejor hacer  y equivocarse, que no hacer. La realidad es que me encantaría hacer todo en profundidad y con elaboracion y mucho estúdio. Mi realidad de madre de tres hijas más el trabajo, lo hace poco difícil a veces tener proyectos personales, pero cuando sale de adentro uno crea, empieza con procesos y en el camino va profundizando.  También así empezó mi trabajo en casa con mis hijas, porque si espero un momento de tranquilidad no hubiera hecho nada. Voy por la vida haciendo, con la ropa de las nenas, papeles de trabajo, agenda, agua y la cámara siempre en mano, y siempre con mucha conciencia de sentirme cercana a lo que fotografío y tratar de transmitir sensación y ambiente. Por suerte antes de ser mamá leía mucho, y ahora empiezo a hacerlo nuevamente.

Cuéntanos un poco sobre la cámara y el equipo que te gusta usar. ¿Usas film? D 600 y  35 mm hasta el fin del mundo. Para las bodas usó el veintiocho setenta o voy con dos cámaras una con 35 y la otra con 85… pero solo en casamientos diurnos. Film tengo épocas, es mi primer amor con la fotografía sin dudas.

Has publicado un libro titulado “ Libro Mirarte”. ¿Cómo surgió la idea de comenzar este libro y qué esperabas lograr al publicar este libro? El libro nació de un trabajo en proceso. Una expresión de deseo y un grupo de mujeres que les gusto el proyecto y apostaron a él.  Son Fotos muy íntimas que muestran una manera de criar, acompañados por poemas y textos maravillosos de grandes mujeres que trabajan en el área de la crianza.  Uno de los grandes aprendizajes que me llevo de este libro es la importancia de un editor y lo lindo que es el trabajo en equipo y con cierta sincronicidad mágica. En el exploró infancia, la maternidad, los momentos tranquilos, los caóticos, el no imponer y dar una entidad propia al niño en contraposición a un viejo paradigma de crianza.

 ¿Cuáles son tus planes y proyectos futuros para Red Moon by Lucy?  Red Moon by Lucy es mi proyecto de Bodas. Los planes son hacer casamientos con personalidad extravagantes, de novios artistas que creen un ritual, pero sobretodo, parejas enamoradas que quieran registrar su historia. En cuanto a mis proyectos personales, mis hijas siempre van a estar en mi lente, salvo que ellas no lo quieran, es mi carta de amor y lo que amo. 

Mi búsqueda de la naturaleza, mis contradicciones y creo que en breve podré tomar riendas de algunas cuentas pendientes, como por ejemplo la observación de la maternidad y el sistema.  El género y los roles, la comunidad y también tengo mucho interés en la agricultura barrial. Lo cultural y lo fisiológico en la maternidad y en la crianza y el encuentro con lo salvaje, lo humano. lo extraordinario en lo cotidiano, las casas abandonadas y sus espíritus rastros. Los retratos y algunas catarsis.  Hago muchas catarsis y como la vida es compleja, no creo dejar de hacerlo…

¿Cómo ves la  evolución de la fotografía en los próximos años? Cuando creímos que moría el correo aparece el e-commerce. Que todo el mundo hoy por hoy haga fotografia solo quiere decir que la fotografía está más viva todavía, lo cual implica un enorme desafío para los que somos profesionales y los enormes desafíos, son grandes crecimientos. Habrá que buscar bien profundo que decir entre tantas palabras. Creo que lo importante en estos tiempos digitales es imprimir, para volver a plasmar. Si no, nos perdemos una parte del proceso.

 ¿Algo más que te gustaría agregar? Quiero agregar lo que le diría a un joven fotógrafo y tal vez me lo diria a mi misma hace varios años.

Estudia lo básico y después práctica. Práctica. Observa a los grandes, pero busca dentro tuyo. Estudia del lenguaje Fotográfico. Busca en tu infancia. Busca lo que te gusta cuando nadie te ve. Escribi, lee, conócete, ama, llora, rei. Vive y saca fotos cuando sientas, la fotografía.

Red Moon by Lucy    Facebook

http://puntomagazine.net/wp-content/uploads/2019/06/posteos-1563-1024x683.jpghttp://puntomagazine.net/wp-content/uploads/2019/06/posteos-1563-150x150.jpgPunto MagazineEntrevistas Mujeres Fotógrafas/FilmmakersFotografosfotografas,libro Mirarte,Lucía Sarasqueta,mujeres en fotografia,noticias fotografia,photography,Red Moon by Lucy,WOMEN IN PHOTOGRAPHYCada vez son más las mujeres fotógrafas que se expresan libremente a través de la fotografía, sin miedo a lo que piensen los demás, y eso al final es un paso muy positivo para todas las mujeres y la fotografía. Estamos muy contentos de compartir esta entrevista con Lucía Sarasqueta,...El Blog de los Fotografos y los Videografos